Saltear al contenido principal
Cómo Ser Un Buen Líder Creativo

Ser un buen líder creativo ¡un reto importante!

Hablamos mucho de procesos, de piezas, de lo que se ve en pantalla, pero ¿qué hay detrás de todo?, ¿cómo ser un buen líder creativo?

Quizás en ocasiones olvidamos mencionarlo o muchas veces le prestamos más atención al resultado que a lo que hace posible que esto se genere.

Ser un buen líder es una tarea complicada y más que eso es una responsabilidad, pero serlo en el mundo creativo es un reto.

Con esto nos referimos no solo a las personas que trabajen por ejemplo en una agencia de publicidad, también a los empresarios.

Esos empresarios que están a cargo de áreas creativas, de mercadeo, de estrategia, de innovación e incluso a los de data.

Porque de nada sirve tener un buen talento humano, unas grandes herramientas, sin en la cabeza no hay una pasión por crear, inventar, innovar.

¡Veamos un poco más al respecto!

Reconoce las habilidades de tu equipo

Lo primero que queremos mencionar para tener en cuenta y ser un buen líder creativo, es reconocer las fortalezas y debilidades.

Ya sé, parecemos hablando de la típica entrevista de trabajo ¡pero no! Si lo notas, esto puede ayudarte con la productividad.

Está claro que, si contratas personas o tienes unas a tu cargo, esperas que ellos tengan habilidades similares y complementarias.

Pero si hablamos del mundo creativo, habrá unos que sean expertos viendo cómo se comportan los usuarios, otros conceptualizando, otros narrando y así.

Inclusive, en el mundo de las ventas, existen los que tienen mejor desempeño en crear cronogramas y llevar presupuestos.

Otros por su parte en salir a vender, conectar a personas de distintos sectores y ser unos grandes relacionistas públicos.

En fin, de las cosas más importantes que debes tener en cuenta son las fortalezas que tiene cada uno de los miembros de tu team.

Así sabrás cómo delegar las actividades, entregar a tiempo lo que debes, optimizar presupuesto (incluso) y sacar adelante el objetivo.

Argumenta tu visión

Otro aspecto que es fundamental en cualquier proceso que requiera de creatividad, es contar con argumentos suficientes para “tumbar una idea”.

¡Deja la subjetividad de lado!, ya sé que estamos pidiendo una labor casi titánica, pero trabaja en ello.

Si quieres ser un buen líder creativo, nuestra recomendación es que argumentes todo, muestra ejemplos, propón nuevos caminos, mejoras, etc.

Tus ideas son el mejor referente a seguir y un gran ejemplo para tu equipo creativo, así que saca el tiempo de fortalecerlas.

Pero hazlo en conjunto, permite que las personas opinen, expresen sus propios argumentos, porque seguro entre todos llegarán a algo grande.

Esto incluso aplica para las personas que están liderando desde afuera, los clientes. Si eres uno, también es importante involucrarte de principio a fin.

Si tú por ejemplo tienes el conocimiento de los consumidores puedes aportar con esos datos relevantes para crear una idea ganadora.

Más gestión, menos críticas

Otra de las recomendaciones que tenemos para cualquier persona que desee ser un buen líder creativo es que construya.

Está claramente muy ligada a la anterior, porque a partir de los argumentos es que se puede lograr un mejor resultado.

No solo el resultado que esperas tú o tus clientes, sino los consumidores finales, la industria e incluso la competencia.

Parte de la gestión de cualquier cabeza creativa involucra el manejo de los recursos, el cronograma y la correcta distribución del tiempo.

No quemes a tu equipo proponiendo tiempos de entrega demasiado desfasados, cortos o de verdad ¡irreales!

Analiza, llega a acuerdos entre tu equipo y lo que pactes con tu cliente (no importa si es interno o externo).

Es decir, no importa si eres proveedor o consultor o si debes responderle al área comercial con una entrega para rotar producto.

Si es lo que debes hacer, entonces tu responsabilidad será planear y distribuir muy bien los recursos para lograr cumplirle a todos.

¡Sí, porque como líder también le debes cumplir a tu equipo!

Inspira hasta que quieran imitarte

Piensa en el capitán del equipo de fútbol o en el protagonista de una película de acción, aunque sean distintos roles ambos tienen la “batuta”.

La tuya será casi la misma, inspirar al equipo, a quien te ve, ser ese referente a seguir, tanto que quieran hacerlo como tú.

Incluso puedes convertirte en un referente para la industria en la que te desempeñes, sea creativa, automotriz, moda, tecnología, etc.

Sea cuál sea, debes compartir parte de tu conocimiento a través de ideas argumentadas, de ejemplos, de resultados y por supuesto: de una gestión.

Hazlo tan bien que incluso las personas de la competencia quieran imitarte, quieran copiar las ideas que sacas con tu equipo.

Y como lo dijimos anteriormente, puede que las ideas no sean solo del área creativa; entender la data y sacarle provecho ¡también es arte!

Busca espacios de co-creación

Si quieres pensar en nuevas estrategias para vender más, para crear mejores desarrollos, para mejorar tus procesos tecnológicos ¡piensa en esto!

Porque para ser un buen líder creativo, seguro necesitarás de las personas, de la gente de la calle, “la gente del común”.

También podrás extraer buenas ideas u oportunidades de quien te rodea en otras áreas que no sean la tuya: tus clientes, las redes, la competencia.

Por eso es importante que invites a las personas a pensar un rato; una hora semanal, cada quince días… ¡dos cabezas piensan más que una!

No importa la periodicidad que definas según las actividades del día a día, pero invítalos a un café, un té y boten ideas juntos.

Ayuda a detectar buenas ideas y descartar

Para finalizar con algunas de las recomendaciones que tenemos para ser un buen líder creativo, nuestro consejo es: enseña a ser selectivo.

Algo así como cuando los papás le están explicando a sus hijos qué deben hacer o qué no, qué está bien y mal…

Similar es lo que debes hacer con el equipo que te sigue, con tus clientes, con tu competencia e incluso con tus consumidores.

No solo muéstrales con el ejemplo, crea espacios en donde puedas enseñarles a hacer una buena selección de ideas.

Comparte tus herramientas o trucos para descartar esas cosas que por experiencia sabes que no funcionarán.

Mejor dicho, ¡vuélvete un tutorial en vivo y en directo!

¿Quieres saber cómo más serlo?

Nos podríamos quedar hablando de buenas prácticas, pero como ya te lo mencionamos, nos parece mejor el ejemplo.

Así que si lo que buscas es conocer algunas herramientas que te faciliten hacerlo, mejorar los procesos, la productividad y demás ¡búscanos o contáctanos!

Nos podemos tomar un café, sentarnos a pensar juntos, mostrarte cómo seleccionar ideas ganadoras y potencializar tus fortalezas.

¡Porque dos corazones laten más fuerte con las ideas que uno!

 

Volver arriba