Saltear al contenido principal
Conoce Herramientas Para Crear Conceptos Creativos

Herramientas para crear conceptos creativos ¡nunca sobran!

Cuando hablamos de pensar en nuevas ideas sin duda la creatividad está presente, por eso es importante conocer herramientas para crear conceptos creativos ganadores.

Porque sin duda la base de toda buena comunicación parte no solo de una gran idea, sino de un concepto que permite comunicarla correctamente.

Ese que se conecte con los usuarios, que mueva emociones, que logre que todos los pelitos estén en punta.

¿Cuál es el punto de partida?

Antes de desarrollar cualquier campaña creativa, necesitas un punto de partida que te permita conectar las ideas, vender y sensibilizar.

Los insights

Antes de ir a pensar en ideas sueltas que te parezcan coherentes, chéveres o que serán un hit, debes ponerte en los zapatos del otro.

Si quieres crear un concepto que enganche piensa como piensa tu consumidor, eso que lo mueve o lo motiva ¡una idea puntual!

Así que olvídate la vieja creencia que se centra en el producto o el beneficio para conceptualizar y piensa en las ideas del consumidor.

La situación actual

Ahora súmale a esto la situación actual por la que está pasando la mayoría de tu público para que de verdad conectes con la idea.

Hay conceptos que pueden parecer muy ganadores, pero si no responden a la actualidad parecerán bastante impertinentes ante los ojos de tu público.

Lo que hará es que en vez de conectar, enganchar y mover emociones, puede generar una percepción equivocada o negativa ¡vaya error!

Entonces ¿qué está pasando con el mundo?, ¿qué están viviendo tus consumidores?, ¿cuál es la realidad económica? Serán unas buenas preguntas iniciales.

Cuando las resuelvas puedes escribir ideas sueltas de lo que se te venga a la mente y con esa lista crear asociaciones para conceptualizar.

Ahora sí piensa en los beneficios

Con todas estas preguntas resueltas, es el momento de pensar en cómo otorgar beneficios desde la comunicación, desde la idea misma.

¿Qué beneficio trae algo?, eso de alguna manera se debe mostrar desde la comunicación con la que se pretende enganchar.

Puede que el beneficio sea para la persona misma, es decir el comprador o puede que sea para su empresa, para su familia.

Así que una de las herramientas para crear conceptos creativos es pensar en los beneficios como consumidor y decir ¿qué obtengo a cambio?

Ahorrar tiempo, simplificar la vida, hacer más fáciles los procesos, mejorar la convivencia, tener una mejor calidad de vida… cualquiera es un buen beneficio.

Así que cuando estés imaginando conceptos que conecten piensa en eso que verá el usuario como valor agregado para tomar decisiones.

Mapas de ideas

Los mapas de ideas son demasiados útiles si estás pensando en crear algo de cero por medio de asociaciones.

Haz de cuenta que quieres lanzar un producto de limpieza y crear un concepto para comunicarlo, pues bien desarrolla un mapa de asociaciones.

Empieza por la palabra limpieza y pon en esa hoja todo lo que se te venga a la cabeza, higiene, salud, bienestar, incluso antagonistas: mugre.

Cuando llegues hasta la última idea empieza a pensar caminos que te puedan permitir expresar lo que quieres de una forma diferente y novedosa.

Por ejemplo, si todo el mundo habla de gérmenes, tú podrías pensar en todo lo contrario en algo bueno para vender.

Gracias a este mapa de asociaciones tendrás una lluvia de ideas tan extensa que incluso podrás mezclar una con otra para lograr un gran resultado.

Que tú te la creas, pero más importante que la gente te crea

Otra de las cosas que tienes que tener en cuenta al momento de pensar en conceptos es que las personas te crean lo que dices.

Si estás vendiendo un producto para niños que tiene un alto contenido y tu mensaje tiene como concepto “Lo saludable es divertido”, ¿te creería?

Es un grave error cree que se está comunicando un mensaje que involucra divertido y que con eso ya tienes enganchado a los niños.

En este caso la comunicación estaría destinada a los padres y a menos que tu producto demuestre que es saludable, tu mensaje no sería creíble.

Entonces no basta solo con ser oportuno, con ser emotivo, con tener un mensaje vendedor, tienes que ser creíble y comunicar beneficios reales.

De otra manera tu mensaje perdería toda veracidad y pues lo que es obvio, las personas no se sentirán identificadas.

Atrévete a hacerlo distinto

Si ves una marca como Masglo tuvo muchos comentarios negativos en redes sociales porque sus productos eran algo “ofensivos”.

¿Pero eso detuvo a la marca? ¡no! Todo lo contrario, muchas mujeres se sintieron identificadas con esos nombres de sus productos.

Porque sabían que dentro de ellas puede estar perfectamente alguna de esas facetas y que están cansadas de las etiquetas.

Así que la apuesta de esta marca estaba basada en un conocimiento incluso cultural donde las mujeres alzan las voces contra las etiquetas.

Inclusive se rebelan contra la aparente perfección que deben guardar para encajar. ¡Entonces la marca leyó al público, fue oportuna y sus mensajes un hit!

Además, se dio la oportunidad de hacerlo distinto, incluso de desafiarse a sí misma para comunicar novedoso.

Habla con las personas

Otra de las herramientas para crear conceptos creativos es hablar mucho con las personas, preguntarles qué se les viene a la mente con una palabra.

Puedes decirles un beneficio y que ellos te digan qué se les ocurre relacionado a eso (bueno, malo), todo es permitido en este proceso.

Recuerda tener siempre lápiz y papel o guardarlo en un documento digital para que después encuentres puntos comunes.

Además como siempre lo decimos, de las personas menos imaginadas pueden surgir las mejores ideas creativas.

Redacta tus ideas

Ahora que ya vienes siguiendo estos pasos, es el momento de redactar tus ideas, asociar dos o más palabras, empezar a escribir y descartar.

Olvídate de las ideas demasiado largas, procura crear conceptos que tengan máximo 3 palabras (es nuestra recomendación), piensa que sea fácil de recordar y diseñar.

Selecciona también máximo 5 ideas de las que te parezcan más apropiadas, que enganchen y cumplan con lo anterior.

Crea una historia para cada una de ellas, así sabrás si combinan bien con la marca, el producto o servicio.

Por último, date la oportunidad de compartirlas con alguien más, pregúntales qué piensan al respecto, con qué lo asocian, qué se imaginan.

Luego de estas pequeñas votaciones sabrás cuál es el camino correcto para empezar a comunicar y por fin tendrás tu concepto.

¿Listo para tu historia?

Primero queremos saber cómo te parecieron estas herramientas para crear conceptos creativos, déjanos tus comentarios y creemos juntos más ideas.

Segundo, sentimos que con esto es tu oportunidad para desarrollar tus propios conceptos y para lograr ideas ganadoras.

Si aún sientes que te falta más power en este proceso, llámanos y agendemos una cita para crear una lluvia de ideas juntos.

Porque así, entre amigos, siempre se logran mejores resultados, ¡se logra crear mejores conceptos!

 

Volver arriba