3 requisitos para ofrecer contenido personalizado 31 mayo, 2016

contenido personalizado

Los dispositivos móviles se han convertido en el medio preferido para la conexión a internet. Se estima que actualmente 9 de cada 10 consumidores utilizan smartphones y que cada día estos desplazan más a los ordenadores.

Es por esto que hemos tenido que adaptar nuestras estrategias a un usuario que tiene procesos diferentes para buscar un producto, interactuar en redes sociales, contratar servicios y ver videos. Todo a través de la personalización del contenido.

Según 40defiebre, cerca del 90% de los consumidores creen que fabricar contenido personalizado y útil ayuda a que las marcas construyan una buena relación con ellos.

El contenido personalizado o ‘smart content’ es un insumo que se ha adecuado atendiendo a las necesidades e intereses de nuestros usuarios. Es decir, un medio que cambia la dinámica de una web de acuerdo a las interacciones pasadas de los usuarios.

¿Cómo obtener información sobre el usuario?

Algunos de los canales que popularmente se utilizan para conocer qué está pensando el usuario y qué se le puede ofrecer son los formularios que intercambian e-books gratis a cambio de información. Así, se puede saber algo más acerca de él y también se puede utilizar como una oportunidad para idear un medio para que reciba novedades acerca de la compañía.

No obstante, hay maneras de conocer a nuestro nuevo usuario sin necesidad de pedirle información, pues solo con el hecho de haber entrado a nuestra página y tener un curso definido de lo que buscó, leyó, etc. Podemos conocer los intereses que tiene en nuestra compañía. Además, debemos recordar que cada comprador tiene un ciclo y estos deben ser debidamente identificados con el fin de brindarle lo que necesita fácilmente y así, poderlo enganchar con más efectividad.

El contenido personalizado es nuestro aliado

En 40defiebre, nos cuentan que para poder ofrecer contenido personalizado a través de nuestra página web debemos tener en cuenta:
Tener una base de datos centralizada. Esta será nuestra forma de almacenar la información de los usuarios junto con su historial de interacciones con la página.
Tener una página web editable. Para mayor facilidad, se debe poder gestionar el contenido ágilmente. No es bueno limitarnos teniendo plataformas confusas que sólo pueda manejar un técnico.
Sistema con e-mail integrado, con el fin de mantener actualizada la base de datos para enviar contenido personalizado a los usuarios. Igual que se hace a través de la página.

Con un contenido personalizado, podemos tratar a nuestros clientes como personas únicas, ofreciéndoles todo el tiempo una respuesta a sus intereses y lo más importante, ideando estrategias que son acordes con su experiencia como usuario; ítem que a la larga, hará avanzar a nuestro cliente en el ciclo de comprador.