Saltear al contenido principal
Buenas Fotografías De Productos ¡retos Por Superar!

Buenas fotografías de productos ¡retos por superar!

Las imágenes son complejas, de hecho, unas tienen mayor dificultad, por eso queremos hablar de las buenas fotografías de productos.

Sí, porque dentro del campo visual, ellas adquieren mayor relevancia, pues finalmente son las que logran atrapar y cautivar.

Si quieres que tu marca llegue a otro nivel visual, mucho más atractivo y más diciente (sin palabras), continúa leyendo.

 

Lo digital y las imágenes

Hoy muchas marcas se dedican a vender por internet, bien sea a través de su e-commerce o de redes sociales.

Cuando antes la dinámica se destinaba a ir, ver los productos, tocarlos y demás, ahora las marcas tienen mayores retos.

Por eso, una buena descripción de producto, la fotografía y las imágenes “naturales” juegan un papel importantísimo en el consumo.

Entonces, cuidar cada aspecto de las imágenes que se comparten en sitios web o en las plataformas digitales es vital.

Primero, las personas sienten que una marca es más creíble cuando las imágenes, fotografías y demás son impecables.

Por lo tanto, las buenas fotografías de productos son ese motor que debería alimentar las estrategias en estos canales digitales.

Ahora, no creas que es necesario ser experto, lo principal es mirar referentes y educar el ojo con buen gusto.

 

Algunas cosas a tener en cuenta para capturar buenas fotografías de productos

Los equipos necesarios ¡no son la única herramienta!

En artículos anteriores hablamos de las herramientas de edición que existen para las fotografías y videos capturadas en distintos celulares.

Si no cuentas con un presupuesto para tener todos los equipos o si estás iniciando, este es un gran recurso.

Eso sí, te recomendamos buscar atentamente en el mercado las descripciones de cámaras de los dispositivos móviles disponibles para ti.

Ellos tendrás muchas opciones para graduar la luz, realizar fotografías nocturnas y con algo de creatividad la sacarás del estadio.

 

La iluminación, es más importante de lo que crees

La luz es clave a la hora de resaltar ciertos aspectos de tu producto, inclusive si no tienes iluminación profesional.

Mejor dicho, la luz natural también es sumamente importante, pero deberás tener cuidado a la hora de emplearla.

Por ejemplo, la luz solar te ayudará cuando hagas referencia a espacios abiertos o a productos destinados para esos lugares.

Si vas a usar personas este tipo de iluminación también podría caer muy bien con estos espacios al “aire libre”.

Si, por el contrario, buscas hacer énfasis a ciertas partes de un producto, a detalles únicos (que otros no tengan) …

Pues la ayuda ideal sería la luz artificial que se produce por medio de lámparas, reflectores o iluminación profesional.

 

Las luces que iluminan las sombras

La luz que predomina, debe tener otra que no sea tan fuerte, de esta manera se podrá acomodar el producto.

Si se sitúa en medio de ambas luces, se logrará minimizar el efecto ruidoso que generan las sombras.

 

La base también es muy importante

En la fotografía hay espacios como sinfín. Él permite que se vean las fotos en un fondo del mismo color.

Generalmente es blanco y es una ayuda gigante para que las fotos puedan ser editadas de manera profesional.

También son el excelente aliado de los diseñadores gráficos, quienes quieren agregarle un poco de magia a la imagen.

Si no cuentas con estos espacios, puedes crear los tuyos propios desde casa y lograr buenas fotografías de productos fácilmente.

 

Blanco, bastante neutral

Puedes optar por una cartulina o un papel blanco para hacer tu fondo, de esta manera evitas capturar imperfecciones.

Por supuesto, deberás validar la calidad del papel que estás adquiriendo, que no esté sucio, aporreado, rayado, etc.

Cuando ya tengas esto listo, podrás acomodar tu producto de la manera que prefieras sobre este papel y disparar fotos.

Este papel es muy importante, porque dejará que todo el protagonismo se lo lleven tus productos ¡lo que realmente quieres!

 

Realiza las tomas necesarias de tus productos

Piensa qué harías tú como consumidor en una tienda, cogerías un producto, le mirarías todos los detalles antes de comprarlo.

Haz lo mismo si tienes una tienda online, un sitio web u otro canal digital en el que quieras compartirlo.

Entonces cuando piensen en una producción de buenas fotografías de productos, piensa en esto, en sus ángulos.

Toma una con el producto en la parte frontal, otra en un lado y otro, y en la parte trasera.

Además, no te olvides de hacerle zoom a los detalles importantes como diamantes, cierres, broches, botones, colores, etc.

Así las personas tendrán menos probabilidad de irse sin sentir el deseo de adquirir el producto final y llevarlo consigo.

También lograrás con esto, que te veas mucho más profesional, que generes más credibilidad y confianza en tus compradores.

 

Si es un e-commerce, acompaña las imágenes con una buena descripción       

Si ya lograste un punto de equilibrio con tus imágenes y te enfocaste en hacerlas bien vendedoras, acompáñalas bien.

Agrégale a tus productos una descripción en donde involucres material, tamaño, medidas o detalles de lo que las personas ven.

Por ejemplo, si tu marca es de ropa, las personas querrán entender el material, el acabado, las medidas y tallas.

También puede ser buena idea, hacerles zoom a partes de la tela, los desgastes, a los cierres u otros detalles.

Con esto, será más probable que las personas finalicen sus procesos de compra con mucha satisfacción.

 

Practica con buenas fotografías de productos

Ahora es tu momento de explorar, de ponerle un toque de creatividad a tus imágenes y hacerlas vendedoras.

Explora locaciones, lugares diferentes, colores, texturas, luces, en fin, ponle tu buen gusto a cada imagen que desees compartir.

Y si aún sientes que te falta más, escríbenos, nosotros haremos que tus imágenes sean recordadas a simple vista.

 

Volver arriba