Saltear al contenido principal
Aprende De Las Estrategias De Posicionamiento 2heart

Las estrategias de posicionamiento ¡marcas que perduran!

Las marcas siempre se esfuerzan para perdurar en la mente de los consumidores, para ello existen las estrategias de posicionamiento.

¿Acaso sientes que las cosas no están yendo tan bien?, ¿que aún te falta?, ¿que podrías dar más? ¡hazlo bien!

Porque la imagen que tienen los usuarios de tu marca es vital y fundamental para tu crecimiento y tus ventas.

Uno de los errores es pensar que el posicionamiento es simplemente tener presencia siempre en muchos canales.

Y con esa presencia pensar que la tarea ya está hecha porque te estás comunicando con los usuarios constantemente.

¡No, eso mucho más que eso! No te preocupes que poco a poco lo iremos viendo y desarrollando en este artículo.

 

¿Por qué es importante el posicionamiento?

Básicamente porque todas las marcas o compañías tienen claro un objetivo, suponemos que la tuya también lo tiene definido.

Pues bien, gracias al posicionamiento podrás llegar hacia el lugar que deseas y obtener todo lo que pretendes (o acercarte).

Es algo así como tu imagen personal, la cuidas porque ella habla bien de ti, porque ella genera una reputación.

Lo mismo pasa con tu marca cuando ocupa una buena posición en la mente de los usuarios, es más exitosa.

Entonces no debes preguntarte por qué, la verdadera pregunta es cómo hacerlo y ya llegaremos a hacerlo.

 

¿Qué tipos de estrategias de posicionamiento existen?

Sin duda como en todo el mundo del mercadeo existen muchas maneras de llegar a la meta… veamos algunas.

Lo bueno no se improvisa

Hablamos de calidad por supuesto y esa es una de las maneras de lograr que una marca o servicio permanezca.

Así como tú seguro buscas cosas que duren, que generen garantía y confianza, tus consumidores también lo hacen.

Marcas prestigiosas del mundo deportivo (por poner un ejemplo), se caracterizan por entregarle a los consumidores calidad y eso enamora.

Entonces ¿quieres que las personas vuelvan a ti, te sigan comprando y te sean fieles? Enamóralos con tu garantía.

Pero ojo, no basta con decirlo o con crear un hermoso y construido discurso que lo enfatice, debes demostrarlo.

¿Cómo? Creando productos de calidad alta, que se diferencien de la competencia y que estén innovando constantemente.

 

Características que muestran la calidad

Para demostrar el punto anterior y como parte de las estrategias de posicionamiento puedes mostrar y exaltar las características.

Contar las características te permitirá ir un paso delante de tu competencia, pero que sean positivas (no sobra aclarar).

Hay marcas que hablan de su fuerte relación con el cuidado ambiental y lo demuestran en sus empaques y discurso.

Otras se enfocan en la tecnología, en la creación de nuevos ingredientes que ningún otro producto tiene (fórmula patentada).

Por otro lado, hay unas que muestran el poder de la naturaleza y los componentes naturales que las caracterizan.

En fin, busca una o varias de las características que te permitan marcar la diferencia en este competitivo mercado.

 

Beneficios, que no es lo mismo que las características

Las características podrían ser algo más técnico o especifico que contiene el producto que estás ofreciendo o promocionando.

Los beneficios podrían ser más simbólicos o estar relacionados directamente con la satisfacción que tendrían los clientes al usarlo.

Por ejemplo, tener un cabello más brillante, fortalecer la masa muscular, tener mejor rendimiento deportivo, entre muchos otros beneficios.

Podría ayudarte a posicionar más fácil tu marca y ser recordada y reconocida por hacerlo bien, por cumplir lo prometido.

Los beneficios serán ese valor agregado que los productos deben tener para diferenciarse de la competencia… de otros similares.

 

Y hablemos de la competencia                     

Otra de las estrategias de posicionamiento ganadoras es compararse con la competencia, pero comparación sana y leal ¡juego limpio señores!

Muchas veces, aunque las personas estén “casadas” con una marca comparan, y claro es un proceso natural y común.

Así que tu manera de compararte con la competencia a todo volumen, podría ser resaltando una característica o beneficio.

Cuidado, no muestren la carencia de una marca particular, simplemente resalta que eres el único que la ofrece o mejor.

Es decir, puede que lo hagas mejor y eso es algo que se debe contar, porque te ayudará a posicionarte.

 

El uso del producto

Hemos ido en un orden que al parecer se conecta, es decir es una sumatoria de estrategias que aportan.

Pero esta es una de las más valiosas, porque demuestras las claves de uso, la facilidad y la practicidad ¡vencerás!

Por ejemplo, marcas que se enfoquen en algo muy específico, se pueden destacar por el fácil uso, lavado o almacenamiento.

Recuerda, las personas aman lo simple, así que, si en tu discurso puedes demostrarlo, seguro ellas volverán a ti.

 

Esto se liga a la satisfacción

Cuando hablamos de uso no podemos dejar de lado la satisfacción que esto genera y está relacionado con la experiencia.

Pues una persona que sienta que ha tenido una buena experiencia y se vaya satisfecha, será alguien que te recomiende.

Y estamos seguros de que a ninguna marca le caería mal ese voz a voz que se genera por gratificación.

 

El buen servicio

Tú te portas bien con quien te trata bien, y si lo hacen, será el lugar al que querrás volver.

Por lo mismo, otra de las estrategias de posicionamiento más fuertes que hay es el buen servicio que se ofrece.

Dedícate a cuidar el buen trato, a garantizar una buena entregar, a vigilar con lupa cada uno de los procesos.

Así garantizarás que las personas se sientan atendidos a gusto y lleven a más personas a hacerlo también.

 

Costo – beneficio

No nos olvidemos del valor que ofreces, porque el precio que le pones al tu producto no es suficiente.

No importa si te enfocas en una marca de lujo y por eso tienes un costo elevado en los productos.

Lo realmente importante es que las personas perciban un valor agregado para pagarlo y eso depende de todo lo anterior.

Mejor dicho, la calidad, el servicio, las características, los beneficios y las diferencias con la competencia te darán valor.

Y es ahí cuando sin importar el costo las personas decidirán adquirirlo porque precisamente hace referencia a costo-beneficio.

 

¿Listo para enamorar?

Pues bien, ya tienes muchos ejemplos para crear las estrategias de posicionamiento necesarias para tu marca.

Está en tus manos hacer un fuerte análisis para revisar qué estás cumpliendo, qué te falta y qué puedes mejorar.

Si necesitas un experto que te ayude a posicionarte y a hacer esta revisión, contáctanos y seremos el “cupido ideal”.

 

Volver arriba