Saltear al contenido principal
Crear Conceptos Para Campañas Publicitarias Es Fácil

Crear conceptos para campañas publicitarias ¡el motor!

No importa si usas buenas imágenes, palabras llamativas y demás para tu contenido, debes aprender a crear conceptos para campañas publicitarias.

El concepto es que les da vida, es el que permite tener una base sólida y bien construida, es el que te marca la ruta.

Así que de nada sirve tener muy buenos elementos sin una gran idea que sustente todo aquello que vas a construir.

Un ejemplo muy superficial podría ser, ver un chico o una chica bastante lindos físicamente, pero por dentro sin conocimientos, sin historias, sin emociones.

Seguro por más lindo o linda que te parezca llegará el momento en el que te aburra o lo descartes porque no genera nada más.

Lo mismo pasa con las campañas sin un concepto, puede ser aparentemente lindas o llamativas, pero no conectan, aburren y demás.

 

¿Qué es un concepto?

El concepto básicamente es esa idea fundamental, esa propuesta diferencial que hará que las personas se conecten con el mensaje, la pieza o campaña.

Puede ser una palabra o frase previa a la creación de campañas, esa que es el motor de la construcción de todo lo que harás.

Piensa en una construcción de un edificio, digamos que el concepto podrían ser las vigas que soportan todo lo que se construirá.

¿Qué sería de un edificio, una casa o una construcción sin las vigas? ¡Nada! No habría un soporte para edificar.

¡Así que con estos sencillos ejemplos sabrás un poco más de la importancia de tenerlo siempre presente antes de crear!

Ese concepto te permitirá influir en tu audiencia, despertar emociones y generar ciertas acciones (según tu objetivo), ahora ¿cómo crearlo?

 

¿Cómo crear conceptos para campañas publicitarias?

Conoce a tu cliente

El punto de partida para crear conceptos para campañas publicitarias es conocer muy bien al público al que te vas a dirigir.

¿Qué los motiva a actuar?, ¿con qué asocian ciertos productos o servicios?, ¿cómo hablan o se expresan frecuentemente?

Este último punto es muy importante pues nada más inoportuno y poco efectivo que una palabra o frase conceptual en términos lejanos para el público.

Por ejemplo, piensa en marcas destinadas al cuidado o la vanidad femenina y pregúntate ¿qué mueve a las mujeres a arreglarse, a verse mejor?

Incluso cómo se comportan las mujeres que son tu público respecto a la vanidad, cuánto invierten en ella y por qué.

Todas estas preguntas son muy importantes porque con ellas podrás encontrar una idea para generar un concepto con el que se identifiquen.

Por ejemplo, Dove empezó a incorporar en sus campañas el concepto de “belleza real”, mostrando mujeres de varias razas, pesos, gustos.

Incluso empezaron a mostrar en ellas algunas de las imperfecciones, situación que permitió que muchas mujeres se sintieran identificadas.

¿Por qué? Porque las mujeres no tienen todas, el cuerpo perfecto o de “Barbie” que se ha mostrado por mucho tiempo en campañas publicitarias.

Así que la marca al conocer eso que motiva a sus clientes, creó no solo un concepto es decir una frase, sino que la plasmó.

Y eso de demuestra en las fotografías que acompañan esa “belleza real” con mujeres que tienen tatuajes, que tienen imperfecciones ¡que son auténticas!

Nos gusta mucho ponerte ejemplos de productos, marcas o proyectos para que comprendas un poco más del tema (porque las asociaciones son parte del aprendizaje).

Piensa en el beneficio del producto

Otro aspecto a tener en cuenta al momento de crear conceptos para campañas publicitarias es pensar en los beneficios.

Es decir, no te puedes enfocar en la salud si estás vendiendo productos como licores, cigarrillos, altos en grasa ¡sería contradictorio!

Pero puedes pensar por ejemplo en que esos productos pueden ser las “excusas perfectas” para compartir con amigos o para salir de la rutina.

Esa frase de excusas perfectas podría de hecho convertirse en el concepto de una gran campaña de cervezas.

Y a través de él se podrían crear varias historias por contar, algo como: Ceverza X, la excusa perfecta para hablarle.

En esa situación se podría mostrar a una persona tímida que toma el valor para invitar a alguien que le gusta a unas cervezas.

Y como esa, se podrían mostrar muchas más historias, de familia, de amigos, incluso con un poco de humor para alejarse del “trabajo duro”.

Así tendrías la idea para generar una relación con la que se conecte tu público, pero por supuesto basado en los beneficios de la marca.

Piensa en algunas ideas y valida su potencial

No tienes que contar con mucho presupuesto para validar si una idea es buena o no, o si tiene potencial para enganchar a tu público.

Al momento de crear conceptos para campañas publicitarias pensando en todo lo anterior, debes tener en cuenta a la gente.

No seas tu propio validador (a veces nuestra propia opinión nos genera malas jugadas), habla con tu equipo, cuéntale tus ideas.

Muéstrale la lluvia de ideas y que ellos te digan qué sienten con esas frases, así sabrás si representa lo que quieres o no.

También pregúntales con qué asocian algún término o frase y con eso también tendrás ideas para pulir la tuya.

Aprovecha para hacer una pequeña encuesta con las personas que tienes a tu alrededor y que son afines a tu público.

Por ejemplo si vas a crear una campaña para adultos mayores busca en tus contactos quienes tienen esa edad y usan el producto.

O al menos usan productos similares y pregúntales lo mismo, qué sienten con estas frases, les gusta, los motiva, etc.

¡Así tendrás todas las herramientas para pulir y llegar al gran concepto para tus campañas!

Sé coherente con la idea

Algo que es sumamente importante a la hora de crear conceptos para campañas publicitarias y mantenerlas es la coherencia.

Porque la coherencia permite generar credibilidad, confianza en tu público objetivo y los invita a actuar.

Como ya dijimos, si vas a crear una campaña en donde tu concepto hable de salud, bienestar, etc., no uses frases, conceptos o imágenes opuestas.

Asegúrate de que cada elemento que emplees en la comunicación represente a la perfección lo que es tu concepto.

 

¿Preparados, listos…?

En este espacio no solo te contamos cómo llegar a crear un concepto exitoso para tus campañas, sino que te dimos algunos consejos y ejemplos.

Con ellos, ya tienes una guía para empezar a actuar y crear tu propia lluvia de ideas, volviéndote crítico y metódico para crear en grande.

Y si quieres meterle aún más power a tus ideas, contáctanos, para nosotros es una diversión sentarnos a hablar y crear.

Porque así, “habladito” es que se sacan las mejores campañas, esas que conectan. ¡Llámanos y creémoslo!

 

Volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?