Saltear al contenido principal

Con el pasar de los años el comportamiento de la marca J Balvin ha ido evolucionando, como lo ha hecho su música. La gráfica que acompaña sus apariciones, videos, acciones y nuevas canciones se ha convertido en algo muy de moda, que refleja el momento por el que pasa el artista cada que hay un nuevo lanzamiento, yendo desde lo más urbano, pasando por lo elegante y casual, hasta terminar en algo tradicionalista y mitológico.

Esta es una marca que nunca deja de crecer ni evolucionar, se mantiene a la vanguardia y no descansa, mostrándose siempre diferente y activa.

Volver arriba